Cada uno se dibuja de una manera distinta y ello hace que cada recordatorio sea único.

Podemos trasladarlo a etiquetas adhesivas, botellas de agua para los invitados.

¡nos vamos de comunión!